Unión Industrial de Avellaneda

Lunes 28 de Junio de 2021
 /  Flexiseguridad

Flexiseguridad: rechazan los sindicatos cambios en las indemnizaciones

El proyecto de Teddy Karagozian tiene cada vez más adeptos en el sector privado, aunque los gremios lo rehúsan. El Gobierno lo analizaría para la pospandemia.

La iniciativa empresarial por modificar la ley de contrato de trabajo para cambiar las indemnizaciones por un seguro de desempleo encuentra cada vez más adeptos en el sector privado, sobre todo en el industrial, tanto de pymes como en grandes empresas. El Gobierno analiza la iniciativa y ya hay borradores en el Congreso de diputados del Frente de Todos. Desde la CGT admitieron que deberían analizarse alternativas para crear empleo, pero rechazan que se eliminen las indemnizaciones. En la CTA lo rechazaron “de plano”.

“Mochila Argentina” o “Flexiseguridad” son algunos de los nombres con los que los empresarios se refieren a la iniciativa de cambiar las indemnizaciones. El proyecto más detallado es el que redactó Teddy Karagozian, dueño de TN Platex. Propone que las empresas paguen un seguro al Estado, a un fondo que debería manejar la Anses, según Karagozian, y que luego cuando el trabajador renuncia o es despedido, cobra su sueldo durante todos los meses que hubiera tenido antigüedad. Si por ejemplo tenía 5 años de antigüedad y consigue trabajo en 1 mes, le queda en su “mochila” los 4 años de antigüedad para su próximo empleo.
El arco empresarial apoya el proyecto, y cada vez más entidades pymes invitan a Karagozian a explicar los detalles en charlas por zoom. Algunos apoyos surgen de dirigentes empresarios enfrentados al gobierno, como Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA, pero también de pymes de muy buen trato con el Frente de Todos, como el Consejo Productivo o IPA.

Pero, además, la iniciativa consiguió un adepto en el sector sindical y del Congreso: Facundo Moyano, hijo del líder de Camioneros, y diputado del interbloque del Frente de Todos. Según pudo saber este diario, está dispuesto a trabajar en un proyecto de ley y dialoga con varios sectores del sindicalismo para debatir un sistema laboral. Argumenta que de alguna manera hay que llegar a la mitad de los trabajadores que están en la informalidad. “Si no empezamos a discutir estas cosas, se acaban los sindicatos, se acaban los empresarios y se acaban los trabajadores”, aseguró en una entrevista televisiva.

“Lo hablamos en muchas oportunidades con Sergio Massa también”, agregó Moyano. De hecho, es el sector de Massa dentro del Frente de Todos el que respalda la propuesta. Según pudo saber Ámbito, el presidente de la Cámara de Diputados tiene un borrador muy similar al de Karagozian, que todavía no vio la luz. En el Gobierno, fuentes consultadas por Ámbito explicaron que es una iniciativa que, de avanzar en su tratamiento, debería ser para la pospandemia, contar con el apoyo del sindicalismo y regir para nuevos empleos, para no afectar el régimen indemnizatorio actual. Sin embargo, los gremios rechazan la idea.

El miércoles hubo una reunión del Consejo Directivo de la CGT en la que surgió el tema. Si bien no se van a expedir públicamente, debido a que es un proyecto que todavía ni llegó al Congreso, acordaron mostrarse en contra. “Es negativo porque el derecho a la indemnización es disuasorio, para que el empleador no pueda deshacerse de los trabajadores tan fácil. Y protege al trabajador porque recibe la totalidad de todos los años trabajados”, dijo a Ámbito Jorge Solá, secretario gremial del sindicato de seguros y miembro de la CGT. “Es cierto que hay que revisar de qué manera los empresarios pueden invertir mejor, pero no hay que empezar por apretar los derechos del trabajador, me parece una mala estrategia, van a encontrar a la central obrera en contra”, agregó.

En la misma línea, Hugo Yasky, diputado del Frente de Todos y miembro de la CTA, afirmó a Ámbito: “Es una propuesta que rechazamos de plano. El problema del empleo no es el régimen laboral, es que las empresas no acceden al crédito, tienen competencia desleal o caída de la demanda interna. Todos los intentos de flexibilizar nunca terminaron con más empleo. Con Néstor y Cristina Kirchner, hasta el 2012, se habían creado 5 millones de empleos, sin flexibilización”. Yasky integra junto con Héctor Daer de la CGT el Consejo Económico y Social. “Así como está planteado, este proyecto no tiene ni posibilidad de ser debatido en el CEG”.

 

Fuente: Ámbito