Unión Industrial de Avellaneda

Jueves 18 de Julio de 2019
 /  UIPBA- UIAv.

La Comisión Directiva recibió al Presidente de UIPBA, Martín Rappallini

El Presidente de UIPBA se reunió con las autoridades de nuestra casa, para evaluar el eventual impacto que causará el convenio entre el Mercosur y la Unión Europea, en la Industria Argentina.

El presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires, Martín Rappallini, visitó este martes la sede de la UIAv. para exponer ante integrantes de la Comisión Directiva de nuestra casa, presidida por el Ingeniero Jorge Matricali, algunas primeras consideraciones sobre el anuncio que el gobierno nacional formuló días atrás sobre un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

Matricali, en su carácter de Presidente de la Unión Industrial de Avellaneda, recibió a Rappallini y lo sumó a la reunión de Comisión Directiva, cuyos miembros luego formularían distintas preguntas sobre el mencionado acuerdo al dirigente bonaerense. El anuncio hecho a fines de junio pasado, si bien parece coronar más de 20 años de negociaciones interbloques para converger en un sistema de libre comercio, generó recelo de diferentes sectores a ambos lados del Océano Atlántico.

Rappallini, en su charla en la UIAv., no desconoció esa inquietud y admitió que Calzado y Metalmecánico serán los rubros que eventualmente se verían más afectados en la Argentina con la vigencia del acuerdo. Ante esto, explicó que la idea de diferentes cámaras empresariales es impulsar la sanción de una ley que permita a esos sectores ir adaptándose a ese escenario.

El presidente de UIPBA mencionó al respecto que ya hubo casos de sectores en los que se logró nivelar las condiciones comerciales, como en el de la producción vinícola.Pensar cómo se va a refinanciar la reconversión argentina es un gran desafío, agregó el dirigente industrial e inmediatamente recordó que existe un fondo europeo que entrega líneas de crédito para financiar a las pymes del Mercosur.

Como se da por hecho, que antes de la vigencia del acuerdo pasarán algunos años debe ser sometido a consideración de los parlamentos regionales y de los de cada país miembro- Rappallini instó a trabajar para afrontar ese escenario: en este tiempo antes de la aprobación hay que empezar a tomar las medidas necesarias para tener competitividad.

A modo de ejemplo de los resultados de un acuerdo con ciertas similitudes al pre acordado entre la UE y el Mercosur, Rappallini mencionó el de México con Estados Unidos, inicialmente presentado como muy perdidoso para el país hispanoparlante. "Pero hoy México tiene casi 900.000 millones de dólares de superávit en el intercambio con su vecino".

Finalmente, Rappallini señaló el retraso que Argentina presenta en materia exportadora. El mundo en los últimos 10 años duplicó el volumen de comercio internacional, mientras que nuestro país lo mantuvo en iguales niveles. "Empecemos a mirarnos a nosotros mismos para entender el porqué de esto", concluyó.