Unión Industrial de Avellaneda

Jueves 26 de Abril de 2018
 /  Institucional

La UIAv. recertificó la Norma ISO 9001 y migró a la versión 2015

La institución mantiene los standares de calidad para atender mejor a sus asociados

“El socio de la Unión Industrial de Avellaneda tiene que sentirse respaldado. Para eso certificamos la norma ISO 9001: teníamos que asegurar que cada consulta que haga tenga un seguimiento y una respuesta.” Con estas palabras, a poco de asumir a su cargo en mayo de 2016, el Presidente de nuestra casa, el Ingeniero Jorge Matricali, explicaba concretamente qué significaba supeditar todos los procesos administrativos de una organización de representación empresaria como la UIAv. a uno de los más altos estándares de calidad del mundo.
La novedad es que este sistema de auditoría que prestigia a las organizaciones que la suscriben acaba de ser recertificada por la UIAv. A fines de 2015 la casa de los industriales de Avellaneda completaba todas las requisitorias para acceder a la ISO 9001:2008. Pocos días atrás, recibió la actualización de esta norma al acreditar sus procesos para ajustarse a las exigencias de la ISO 9001:2015.


Entre las incorporaciones más novedosas y que redundarán en una mejor atención a los socios de la UIAv. se destacan las mejoras en el sistema informático para agilizar no sólo todo lo concerniente a trámites, sino también a la gestión interna y la auto auditoría de la institución. También debe destacarse el esfuerzo realizado por el personal, principalmente con el tiempo destinado a capacitaciones en esta nueva norma, tanto prácticas como teóricas. Todos, además, participaron de la auditoría externa. Y para la auditoría interna se contrató a un auditor externo. El objetivo de este último agente involucrado en el proceso fue el de lograr aún más objetividad para la mejora de los procesos.
La inclusión de un nuevo sistema informático logró que para esta nueva auditoría se lograsen reducir los trámites antes expandidos a 63 formularios a apenas 33, casi la mitad. La supresión de esos expedientes no significa la eliminación de pasos o ítems de monitoreo sino que tiene que ver con la optimización de los procesos a través del recorte de chequeos que se reiteraban o de otros cuyos resultados se podían obtener de pasos precedentes. 
Otra de las novedades operativas que tiene que ver con el acceso al nuevo estándar es la de la incorporación de un "Manual de Instrucciones Operativas" que establece protocolos y procedimientos más eficientes y que se ajustan más apropiadamente a los objetivos que persigue la norma ISO 9001. 
¿Y cuáles son esos objetivos? Roberto D’Amore, consultor Técnico en Sistemas de Calidad, explicaba en el número de abril de 2016: “Significa que la Unión Industrial de Avellaneda ha mejorado todos sus procesos internos para darle un mayor grado de calidad de representación a sus socios, siempre buscando la excelencia en la gestión”. El especialista agregaba que la obtención de este estándar provocó en la empresa o entidad que lo logra “un cambio de mentalidad en lo que se hace. La gestión está más controlada”. De ahí la referencia del comienzo de esta nota del Ingeniero Matricali en cuanto al respaldo para brindar una mejor atención al socio de la UIAv.
Y concluía D’Amore la síntesis agregando: “La UIAv. se ha jerarquizado hacia afuera porque como organización se están comprometiendo a que toda su gestión va a tener un nivel de calidad de diez puntos. Estar certificado significa tener una escarapela más en la línea. No todas las empresas y ONG están certificadas”.
En efecto, nuestra casa ajustó entonces -y ahora lo revalida con más mejoras aún- todos sus procesos de trabajo a los protocolos de esta norma de gestión de la calidad con reconocimiento internacional publicada por ISO (International Organization for Standardization; en castellano, Organización Internacional de Normalización). LA UIAv. se sumó desde entonces a un colectivo de más de un millón de organizaciones distribuidas en 178 países que lograron obtener la certificación ISO 9001 y que sólo otra entidad hermana logró obtener en la Argentina: la Unión Industrial de Córdoba, en enero de 2012.
Entonces como ahora, la adecuación a esos estándares de calidad reconocidos mundialmente significó un enorme esfuerzo para nuestra institución que es motivo de orgullo y prueba cabal de que la Unión Industrial de Avellaneda siempre hizo una clara elección por el trabajo, la auto superación y, fundamentalmente, el respaldo de sus socios.

¿Porqué la actualización?

Las normas ISO son revisadas cada 5 años con el objeto de actualizar sus requisitos y adecuarse a los cambios que surgen en las empresas e instituciones que las adoptan. En la versión 9001:2015, las principales modificaciones se centran en un mayor rol de liderazgo por parte de las autoridades a través de la eliminación del puesto del “Representante de la Dirección”; se suma la necesidad de identificar el contexto de la organización y las partes interesadas que lo componen.
También, se hace énfasis en los riesgos y acciones para prevenirlos, se elimina la necesidad de utilizar el manual de calidad y se implementa el concepto “información documentada” para referirse a los registros y documentos. Se introduce un mayor enfoque por procesos, ampliando el concepto de cliente/socio y el término “gestión de cambio”.