Unión Industrial de Avellaneda

Miércoles 11 de Marzo de 2020
 /  Informe UIA

Tras la caída del 5% en 2019, la UIA afirmó que en el primer semestre mejorarían las perspectivas del empleo 

El empleo industrial cayó 5% en 2019 y tuvo su peor resultado desde la crisis de 2002. En el último año el sector perdió 57.700 puestos de trabajo, sobre un total de 125.000

El empleo es uno de los eslabones clave para explicar la crisis económica argentina. La Unión Industrial Argentina espera ?una desaceleración de la caída de empleo durante el primer semestre y una estabilización hacia mitad de año".
"La recuperación del empleo dependerá de la estabilidad macroeconómica y de la implementación de medidas de política sectoriales que apuntalen la competitividad, productividad y el desarrollo regional y PyME?, indicó la entidad que preside Miguel Acevedo.

Según los datos oficiales la pérdida de puestos terminó el 2019 encadenando 16 meses consecutivos a la baja, coronando el año pasado con un diciembre que mostró una disminución de -0,3% interanual (-34.900 puestos).

Con este dato, el 2019 cerró con una caída promedio del empleo registrado de -1% anual (casi 125.000 puestos de trabajo menos).


Según explica el Indicador Laboral en la Industria que elabora el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA) la dinámica del mercado de trabajo se encuentra en línea con la caída de la actividad (EMAE: -2,1% en 2019). El segmento del empleo registrado más afectado fue el asalariado privado, que cayó -2,7% interanual en diciembre (-166.800 puestos) y que acumuló una caída promedio en el año de -2,3% (-145.500 puestos menos que en el 2018).

El sector que explica fundamentalmente esta diferencia es la construcción que mostró una baja en diciembre de casi 30.000 puestos de trabajo más que en el promedio anual. ?Ni si quiera los incrementos acumulados de la otras modalidades de empleo alcanzaron a compensar el número final (monotributistas +0,7% i.a. y asalariados públicos +0,8% i.a.)?.
El informe de la UIA publicado hoy y que muestra datos hasta diciembre de 2019 señala que el empleo industrial se vio ?gravemente afectado por la caída de la producción, la cual cerró el año con una contracción de -6,3% según el IPI-CEU?.

La retracción promedio anual fue de -5% en el 2019 (57.700 puestos menos), ?la más aguda desde el 2002?, mientras que en diciembre cayó -4,4% interanual (-50.000 puestos), suavizando hacia fin de año la baja. ?La evolución trimestral del sector reflejó un alto derrumbe del empleo en el primer semestre del año (promedio de -5,3% con respecto al primer semestre del 2018) y una tibia desaceleración de las tasas de caída en los últimos trimestres (promedio -4,5% i.a.)?.

Según el trabajo de la UIA, con esta caída que registró el sector durante el 2019, el empleo industrial se ubicó en un promedio anual de 1,1 millón de puestos, lo que significó el nivel más bajo de los últimos 12 años y representa una caída de -11,6% (-145.332 puestos) con respecto al 2015.

En es contexto, el departamento económico de la UIA concluyó que la recesión económica del 2019 ?repercutió en una profundización de la merma de empleo. De los 14 sectores de la economía, solamente 5 sostuvieron variaciones positivas, pero leves, en el mercado de trabajo?. Estos sectores están más vinculados a la actividad primaria, como Explotación de Minas y Canteras y Agrícola), mientras que el resto sufre importantes caídas, en especial construcción e industria.
Esta caída también se mostró en el número de empleadores. Según los registros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) que refleja el informe de la UIA a diciembre de 2019 había registradas 544.232 empresas, lo que significó una caída de 11.488 empleadores respecto el 2018. En el caso de los empleadores industriales la cifra es de 50.997 empresas, 1.901 menos que hace un año.

Si se observa el desarrollo por provincias, el trabajo muestra que sólo dos de los 24 distritos mostraron un crecimiento en la generación de puestos de trabajo. En el acumulado anual, se destaca Neuquén con un incremento de 5.000 puestos de trabajo (+4,4%), impulsado por Vaca Muerta. Y Santa Cruz que logró un incremento de uno por ciento.

La contracara la mostraron la también patagónica Tierra del Fuego que cayó 9,8% interanual, Catamarca (-6,8%) y Formosa (-5,1%). La provincia y la Ciudad de Buenos Aires fueron las jurisdicciones más afectadas por la caída en la actividad en niveles absolutos (con caídas de 50.800 y 36.600 puestos de trabajo respectivamente en el 2019.

 

Fuente: Infobae